El ministro de Justicia viajó a Milán y vio la final de la Champions invitado por el imputado Cerezo

MADRID.- El presiente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, investigado por la Justicia en la causa abierta por el ático que adquirió en Estepona Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, invitó a la final de la Champions League al ministro de Justicia,Rafael Catalá, quien también participó en la comida institucional organizada por el Atlético de Madrid en Milán, tal y como se puede apreciar en la fotografía colgada por el club rojiblanco en su página web.

El titular de la cartera de Justicia se desplazó hasta Milán en el mismo avión que Ignacio Aguado y Begoña Villacís, portavoces de Ciudadanos en la Comunidad y en el Ayuntamiento de Madrid, según han confirmado a Público fuentes presentes en el avión. De hecho, ha sido el propio equipo de prensa de Ciudadanos el que ha desvelado que viajaron a Milán “invitados por el Atlético de Madrid” y a bordo del “avión del Atlético junto a diputados de todos los grupos políticos”.

Fuentes del Ministerio de Justicia han señalado a Público que el viaje forma parte de la“agenda privada” del ministro, que en el Ministerio “no tenían conocimiento” de este desplazamiento y que, por tanto, no pueden aportar información sobre quién pagó el viaje ni entrar a valorar la conveniencia o no de acudir a un viaje pagado por una institución presidida por una persona investigada por la Justicia. “Si Rafael Catalá viajó a Milán lo hizo como Rafael Catalá y no como ministro de Justicia”, han precisado estas fuentes.

La presencia de Rafael Catalá y Enrique Cerezo alrededor de la misma mesa llama especialmente la atención tanto por el estado procesal en el que se encuentra el presidente del Atlético de Madrid, quedeclaró como investigado el pasado 19 de abril ante la Justicia, como por el hecho de que la causa por la que se investiga a Cerezo afecta especialmente al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien comparte partido político (Partido Popular) con el ministro en funciones.

Concretamente, Cerezo declaró como imputado porque habría pedido al comisario José Manuel Villarejo que “pusiera punto y final a la investigación” de la compra del ático de Estepona y se habría ofrecido “para evitar que el PP destituyera al comisario de Marbella que había realizado las pesquisas”. Tras declarar ante la Justicia, el mandatario rojiblanco señaló a los medios de comunicación presentes que “como hay mucha gente en este asunto, que hable quien tenga que hablar” negándose a hacer más declaraciones.

En la comida oficial que compartió el ministro con el presidente del Atlético de Madrid también se encontraba el expresidente de la CEOE, Arturo Fernández, que tuvo que dimitir de su puesto en la organización confederal de la patronal tras verse implicado en el escándalo de las ‘tarjetas B’ de Caja Madrid; y el terrateniente Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la duquesa de Alba. A bordo del avión del Atlético de Madrid también se encontraba el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page.

Sin anunciar en la agenda del ministro

El viaje del ministro Catalá, que le ha llevado a compartir mesa con un investigado en un caso de corrupción que afecta a su partido político, no se encontraba anunciado en la agenda pública del ministro, que está disponible en la web del Ministerio y que muestra que el titular de la cartera de Justicia tenía el día libre el pasado sábado 28 de mayo.

Esta no es la primera vez que Rafael Catalá y Enrique Cerezo comparten una polémica instantánea. El titular de Justicia y el investigado presidente del Atlético se sentaron juntos en el palco del estadio Vicente Calderón para presenciar el choque de los cuartos de final de la Copa de Europa de la temporada pasada en el duelo que enfrentó al Atlético de Madrid y al Real Madrid.

Entonces, en marzo de 2015, el presidente del Atlético de Madrid aún no estaba siendo investigado por la Justicia pero ya se había visto involucrado en el escándalo del ático de Ignacio González, que aún era presidente de la Comunidad de Madrid.

Negocios con el exsocio de Urdangarin

El ministro de Justicia ya protagonizó otro episodio oscuro para su Ministerio cuando El Confidencial publicó que Catalá había realizado negocios privados en las áreas de consultoría y formación con el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, cuando este ya estaba imputado en el caso Nóos, según los varios correos electrónicos y documentos que aportó el mencionado diario.

Amistades peligrosas

El almuerzo entre el ministro de Justicia y el presidente del Atlético de Madrid recuerda a otros sonados encuentros entre ministros e investigados por la Justicia. El caso más sonado fue la visita de Rodrigo Rato, exministro entre 1996 y 2004, al ministro del Interior Jorge Fernández Díaz el 29 de julio de 2015, tal y como reconoció el propio Ministerio.

Fernández Díaz recibió a Rodrigo Rato en su despacho del Ministerio apenas una semana después de que el expresidente de Bankia se negara a declarar ante la Justicia sobre el informe de Hacienda que le atribuía fraude fiscal, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes. Interior defendió entonces el encuentro alegando que su departamento no estaba investigando al exvicepresidente y que se trataba de una reunión entre dos personas que “se conocen desde hace años”.

El encuentro del titular de Justicia con Enrique Cerezo recuerda también al encuentro que en el año 2009 mantuvieron el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y Baltasar Garzón, en el transcurso de una cacería en Jaén. Entonces, el hoy defenestrado juez Garzón era el magistrado responsable del sumario de la Operación Gürtel. El PP reaccionó pidiendo enérgicamente la dimisión del ministro de Justicia hasta que finalmente se produjo en febrero de 2009.

De hecho, el mismo día que se conoció la noticia de la cacería, Mariano Rajoy pidió la recusación del juez y la dimisión del ministro calificando el acto como “obsceno”. “Hace un enorme daño a las instituciones y a la independencia del poder judicial”, decía entonces el hoy presidente del Gobierno en funciones, que llegó a afirmar que rompía cualquier interlocución con el Ministerio de Justicia mientras Bermejo siguiera siendo titular de la cartera.

Pero eso no fue todo. María Dolores de Cospedal preguntaba insistentemente: “¿Se trataba de una cacería de pago o acudía como invitado por el dueño de la finca? Si era de pago, ¿la pagó el señor Bermejo o se la pagaron? Y si se la pagaron, ¿quién se la pagó, y a cambio de qué?”.  El Partido Popular, de hecho, registró una petición para la creación de una comisión de investigación en el Congreso porque, según Soraya Sáenz de Santamaría, era “muy grave la confusión a la que las actividades del señor Bermejo está llevando en un asunto tan importante como la separación de poderes, la imparcialidad y la independencia judiciales, que constituyen uno de los pilares fundamentales de nuestro Estado de Derecho”.

http://www.publico.es/politica/ministro-justicia-viajo-milan-y.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

+
A %d blogueros les gusta esto: